Qué es el gas GLP, principales usos y ventajas

BUTSIR MAGAZINE

En BUTSIR llevamos más de 60 años acercando el confort y la calidez a la vida de las personas. Y lo hacemos envasando gas GLP en prácticos formatos de hasta 5 kilos. Una solución energética perfecta para el hogar, la hostelería, el caravaning y la camperización. 

Pero, ¿qué es el gas GLP?

El Gas Licuado del Petróleo (GLP) es un combustible que se caracteriza por su alto poder calorífico, por su eficiencia, por su versatilidad y por su bajo impacto medioambiental, comparado con otras opciones. 

Está compuesto principalmente por gas butano y gas propano. Y aunque en Europa se comercializan por separado, en realidad en los envases va casi siempre una mezcla de ambos, con predominancia del que dará nombre al producto.

El GLP se obtiene por dos vías: durante el refinado del petróleo o extraído del gas natural. Para licuarlo, o lo que es lo mismo, para pasarlo de gas a líquido, se somete a temperaturas y a presiones moderadas (de entre 3 y 10 bar). 

Es incoloro como el agua e inodoro, aunque luego se le añade una sustancia olfativa, el mercaptán, como medida de seguridad para detectarlo en caso de fuga.

Como curiosidad, a pesar de su nombre, los gases licuados no contienen petróleo. De hecho, según la Directiva 2014/94/UE del Parlamento y el Consejo Europeo: “la electricidad, el hidrógeno, los biocarburantes, el gas natural y el gas licuado del petróleo (GLP), se consideran en la actualidad los principales combustibles alternativos con potencial para sustituir al petróleo a largo plazo.”

 

Obrero en planta extractora de gas

 

¡Un poco de historia!

A principios del siglo XX, el químico Walter Snelling (USA) advierte que la presencia de propano y butano en la gasolina provoca una mayor evaporación al almacenarse. Para evitarlo, desarrolla un proceso para separar ambos gases del combustible y les aplica presión para licuarlos. Así nace el GLP o Gas Licuado de Petróleo. 

Alrededor de los años 60 el GLP es ya un combustible popular. En 1973, con la crisis del petróleo, el mercado productor comprende el valor de esta energía alternativa y crecen las plantas de extracción. Alrededor de los 80 el GLP es ya un combustible global y así ha seguido incrementando sus usos y aplicaciones hasta el día de hoy.

 

Principales ventajas del gas licuado

1. Es eficiente: su alto poder calorífico supone una reducción de hasta el 40% del coste energético frente a otros combustibles. El propano, además, gasifica mejor que el butano a bajas temperaturas (incluso por debajo de -10ºC), por lo que es un gas recomendado para aparatos de alto rendimiento y exteriores.

2. Es cómodo: al ser líquido, resulta mucho más fácil de manipular, de distribuir y de utilizar. Envasado en botellas y cartuchos, nos aporta practicidad y libertad de movimientos, por lo que encontramos en infinidad de productos portables para el aire libre. Además, se puede almacenar en el exterior.

3. Es versátil: es una de las energías más polivalentes que existe. Se utiliza en la industria, en automoción, en agricultura, con fines domésticos o de recreo; como fuente de energía principal o complementaria.

4. Es limpio: no es un producto tóxico ni afecta al sabor de los alimentos cocinados. Apenas genera residuos ni hollín al combustionar.

Barbacoa con carne y verduras

 

5. Genera un menor impacto medioambiental: aunque es un combustible fósil, comparado con otras opciones el GLP reduce hasta un 30% las emisiones de CO2.  

Además, en BUTSIR reciclamos los envases: los recogemos, los acondicionamos y los rellenamos para devolverlos como nuevos a cada punto de venta.

Usos y aplicaciones del GLP

Actualmente son infinidad las soluciones a gas que nos facilitan la vida en nuestros hogares, negocios y servicios. Algunos de los usos más habituales son:

  • Cocina: usamos el GLP como combustible en todo tipo de cocinas domésticas y profesionales. A diferencia de la electricidad, el gas aporta potencia y precisión. 

Tortilla cocinada en cocina portatil a gas

La posibilidad de envasarlo en pequeños formatos nos permite cocinar donde y cuando queramos. Algo ideal para empresas de eventos o servicios de catering. 

  • Calefacción: el gas licuado es el combustible por excelencia para estufas de interior y de exterior. Las segundas, son las estufas de terraza que encontramos habitualmente en hoteles y restaurantes, para ambientar espacios outdoor.

Como nueva aplicación del GLP en calefacción exterior, BUTSIR ha introducido en España los Fuegos de Jardín, una versión del concepto estadounidense fire pit. Los Fuegos de Jardín funcionan con una botella de 5 kg de gas propano. Son portables y no requieren instalación. Tampoco generan humo, hollín ni residuos.

 

Pareja alrededor de un fuego de jardín o fire pit

 

Para calentar… ¡o todo lo contrario! El GLP es tan versátil que también nos sirve para refrigerar. Ejemplo de ello son los frigoríficos bivalentes -a gas o electricidad-, una solución que permite elegir el tipo de energía que se quiere utilizar.

  • Vida outdoor: la portabilidad, la seguridad y el precio del GLP lo convierte en el combustible idóneo para equipar actividades de ocio al aire libre como el camping-caravaning, la náutica, la acampada, la caza, la pesca o el trekking.

Útil para casi todo. En: parrillas, planchas, barbacoas, hornillos, cocinas, paelleras, fogones, lámparas, farolillos o estufas portátiles.

Grupo de personas de camping con productos a gas BUTSIR

 

  • Procesos industriales y automoción: Las propiedades del propano a granel o canalizado lo convierten en la energía perfecta para la industria o para el sector agrícola, por su rendimiento y porque muchas explotaciones quedan desconectadas de la red de gas natural.

Otro uso cada vez más extendido del GLP se da en el sector del automóvil como carburante alternativo, también conocido como AutoGAs. Los vehículos que lo utilizan pueden llevar la etiqueta ECO, puesto que reduce las emisiones de CO2 y elimina casi al 100% la emisión de partículas a la atmósfera. 

Gas cercano para una vida mejor, desde 1960

En BUTSIR no hablamos de GLP, hablamos de gas cercano.

En primer lugar porque somos una empresa nacional. Distribuimos el gas desde nuestra planta de envasado en Castellón, a puntos de venta en todo el país. Unas instalaciones en las que tratamos el GLP siguiendo las estrictas medidas de seguridad fijadas por la UE.

Planta de envasado de gas

 

Es cercano porque nos preocupamos de que encuentres nuestras botellas y cartuchos allí donde los necesites. Contamos con una extensa red de distribuidores o, si lo prefieres, puedes llamarnos y te entregamos tu recambio en 24 h.

Y finalmente, porque nuestro equipo te acompaña en todo momento:

  • Como profesional, te propondremos las soluciones a gas que mejor se adapten a las necesidades de tu negocio.
  • Como distribuidor, nos mantendremos en contacto contigo para asesorarte sobre novedades, logística o para tramitar tus pedidos.
  • Y como usuario/a de los productos BUTSIR, nuestro Servicio de Asistencia Técnica (SAT) te atenderá siempre con un único propósito: tu satisfacción.

¿Nuestro objetivo? Seguir invirtiendo en investigación y desarrollo de nuevos productos y usos del gas BUTSIR. Para seguir cerca de ti, también, en el futuro.

Botellas y cartuchos de gas BUTSIR

Ir arriba